En un sentido organizacional, una organización cliente suele percibir una cadena de suministro o una red de suministro de proveedores. Al fin y al cabo, siempre hay servicios básicos que un proveedor no produce él mismo, sino que adquiere de un proveedor especializado (energía, agua, seguridad, eliminación de residuos, etc.). Lo mismo ocurre con ese proveedor. Esto crea cadenas organizacionales y redes de proveedores de servicios (Figura 3.3).

Figura 3.3 La relación proveedor-cliente se repite así mismo en cadenas organizacionales

Los proveedores también suelen hacer uso de los servicios de los demás. Esto crea complejas redes de servicios (figura 3.4) que podemos considerar como ecosistemas de servicios.

Figura 3.4  Ecosistemas de Servicios: La relación proveedor-cliente se repite así mismo en redes organizacionales

El alcance del servicio es esencial para poder hacer afirmaciones sobre cómo se gestiona un servicio. Este alcance determina las definiciones de cliente, proveedor y servicio, con las que se especifica el servicio. En cuanto se conoce el alcance, queda claro cuál es el servicio integral, qué subservicios engloba y a qué metaservicios puede contribuir el servicio como subservicio.