La prestación de servicios es un sistema complejo que casi siempre requiere el despliegue de múltiples partes y servicios en una cadena o red de suministro mayor. Por lo tanto, cualquiera que quiera controlar su prestación de servicios haría bien en determinar primero cuidadosamente el alcance de esos servicios y, al hacerlo, tomar nota cuidadosamente del contexto. ¿Quién es el proveedor, quiénes son los clientes, quiénes son los abastedores y socios, qué servicios se prestan? Por ejemplo, utilice el modelo de negocios canvas (figura 3.15) para especificar esto.